jueves, diciembre 08, 2016

El arte en relacionarse: la empatía y el feedback

Sombrero 132
Diciembre 2016

En muchas ocasiones se confunde qué es la empatía y qué és el feedback. 

Hoy me propongo poner en orden los dos conceptos. Sobre todo teniendo en cuenta que nuestra vida fluye en relación con los demás.

Es evidente que nuestras relaciones personales, profesionales o nuestras aficiones, nos permiten aplicar nuestros conocimientos de acuerdo con lo que hemos aprendido (oficio, estudios, trabajo, experiencias), aunque debemos cultivar lo que podríamos llamar el “arte” de relacionarse con los demás. 

Debemos aprender y entrenarnos para alcanzar el camino del éxito en los conocimientos sobre la empatía y el feedback.

La empatía es la capacidad que tenemos todos, en mayor o menor medida, para ponernos en la piel de la otra persona.

Pongamos un ejemplo: Un amigo quiere tomar una decisión arriesgada. Nuestra respuesta puede tener dos caras: Lo que haríamos nosotros, tomada desde nuestro conocimiento del tema o nuestra forma de pensar. La respuesta empática seria la de ponerse en su lugar, conocer qué le ha llevado a tomar esa decisión y ayudar a que él tome la mejor decisión, no nosotros. Debemos ser los que ayudemos en todos los elementos racionales de la reflexión, la decisión ha de ser suya.

El feedback (o realimentación) consiste en transmitir a la otra persona que interpretamos sus reacciones y ayudar a cambiar su comportamiento con nosotros o cambiar nuestro comportamiento con él.

Para entrenar nuestro feedback solo debemos observar las reacciones de nuestro interlocutor. No tan solo el lenguaje corporal, sino también aquellos signos que evidencian el interés del otro en lo que haces (bostezar, mirarte fijamente, distraerse con el celular, verle incómodo, verle asentir con la cabeza…)

Realimentar una conversación con los comentarios de los demás, levantar o suavizar el tono de voz, entusiasmarse, mostrar interés en las respuestas entre otras cosas, ayudan a engranar correctamente una reunión, una conversación o cualquier momento de nuestras relaciones con los demás: una venta, una charla, un discurso, una reunión…

Buscar las palabras correctas una vez has empatizado, para que sienta que compartes su estado de ánimo, es una forma que ejemplifica el uso correcto de la empatía y el feedback.

2 comentarios:

Josep Autet Crous dijo...

Muy interesante, nunca avía relacionado esos dos conceptos, pero después de leer eso veo que si tienen redacción.
Al ser dos conceptos en que no te paras a pensar si en su momento eres empatico o utilizas el feedback, que ese último creo que lo solemos utilizar más a menudo.

Francesc Puertas dijo...

Agradecido por tu comentario. Saludos Josep.